¿Cuál es la diferencia entre Alta Costura y Pret-a-Porter?

Debido al auge que están teniendo las firmas de moda de lujo en los últimos años, ofreciendo piezas de temporada que están al alcance de un público cada vez mayor, existe una gran confusión entre el término Alta Costura, o Haute Couture en francés, y Pret-a-Porter.

Ambos conceptos nacen en París. Es aquí donde existe un organismo oficial encargado de cuidar y mantener la denominación que reciben las casas de moda más exclusiva. La moda es un tipo de manifestación del arte, y como tal, las obras que conllevan un mayor número de detalles y un trabajo más exquisito, merecen ser consideradas dentro de la Alta Costura tal y como la conocemos hoy en día.

En la actualidad existen un número muy reducido de casas de diseño que se consideran dentro de las marcas o firmas de Alta Costura. ¿Sabes cuáles son los requisitos que deben cumplir para conseguir la etiqueta de ‘Alta Costura’? No es tan sencillo como imaginas.

Alta Costura

La ‘Alta Costura’ es una denominación que reciben las marcas de moda que cumplen una serie de pautas muy concretas. Estos requisitos están regulados a través de la Cámara Sindical de Alta Costura, con sede en París, lugar de nacimiento de este concepto.

Se considera Alta Costura a aquellos diseños exclusivos, hechos a mano, utilizando tejidos y materiales de lujo y con patrones a medida para la persona que los portará. Ofrecen detalles exquisitos que los convierte en piezas de gran valor.

Origen de la Alta Costura

El concepto de ‘Haute Couture’ nace en Francia, concretamente a finales de la monarquía francesa, de la mano de la diseñadora Rose Bertin. Esta diseñadora era la encargada de crear diseños a medida espectaculares para la reina María Antonieta. Una de las primeras mujeres influyentes en el mundo de la moda. Sus vestimentas causaron gran sensación entre el resto de señoras y chicas jóvenes pertenecientes a la nobleza en toda Europa.

 

 

Si bien la confección de vestidos que eran considerados obras de arte se remonta a esta época, no fue hasta el año 1858 cuando se fundó en París el primer Salón de Alta Costura para atender a un público cada vez más interesado en la moda.

Años después se fueron sumando otras casas y diseñadores de renombre. Entre ellos destacan Coco Chanel, Givenchy o Yve Saint Laurent. Estas firmas establecieron en su día los criterios que se mantienen desde 1945 hasta la actualidad para considerar que una casa de moda pueda pertenecer a dicha denominación.

 

 

¿Cómo son los diseños de Alta Costura?

Para que una casa de moda pueda llevar la etiqueta de ‘Haute Couture’ debe ofrecer a sus clientes un servicio de confección de prendas personalizadas hechas a mano. Las casas deben contar en París con un taller exclusivo, con al menos 20 empleados trabajando a tiempo completo. Otro de los criterios es lanzar una colección con al menos 50 piezas únicas y originales cada temporada en los desfiles de moda.

 

 

Los remates de las prendas de Alta Costura, de las que solo se puede encontrar una única pieza en todo el mundo, deben estar confeccionados a mano con una técnica exquisita. Se pone especial atención a la elección de los tejidos, y, sobre todo, a las medidas de cada clienta para que la pieza esté totalmente adaptada a su cuerpo.

Pret-a-Porter

El Pret-a-Porter (listo para llevar) es un término que nada tiene que ver con la Alta Costura. Nació en los años 50 de la mano del diseñador Pierre Cardin, produciendo diseños de calidad para que las prendas de las grandes marcas pudieran ser adquiridas por un público más amplio.
El Pret-a-Porter consiguió acercar la moda a las calles rompiendo los estigmas de las diferencias de clases. Dio la posibilidad de que el gusto por la moda se extendiese a todos los lugares. 

Las prendas Pret-a-Porter se comercializan como: lista-para-vestir. Están confeccionadas en cadena de manera industrial, con una mayor cantidad de piezas iguales, y disponibles en varias tallas. Es decir, cada pieza, aunque con una calidad extraordinaria, no es única en el mundo, y no está confeccionada totalmente a la medida de la clienta.

Origen del Pret-a-Porter

Pierre Cardin fue el primer diseñador en hacer una confección de prendas en serie, seguido de otras firmas de moda como Yves Saint Laurent. Con la finalidad de acercar el mundo de la moda de diseño a un público mayor, son piezas mucho más económicas, en su mayoría de uso menos formal.

 

 

¿Cómo son los diseños de Pret-a-Porter?

Los diseños de prendas Pret-a-Porter se realizan utilizando los mismos patrones para una prenda, tomando como referencia tallas variadas para que se adapten a diferentes tipos de cuerpos femeninos.

Estos diseños se producen siguiendo las tendencias de temporada, con una mayor variedad de prendas diferentes, en las cuáles también prima la calidad de los tejidos y la originalidad que las hace tan especiales.

Marcas de Pret-a-Porter

Algunos de los representantes de la moda Pret-a-Porter reconocidos a nivel mundial son Gucci, Saint Laurent, Prada, Marc Jacobs, Balmain, Balenciaga, Kenzo, Hermes, Carolina Herrera, así como firmas españolas reconocidas entre las que se encuentra Angel Schlesser.

 

 

Estas firmas presentan colecciones exclusivas cada temporada, con diseños originales y precios asequibles para todos los públicos. Cualquier amante de la moda puede permitirse invertir en calidad. Conociendo cuál es la diferencia entre las prendas de Alta Costura y las prendas Pret-a-Porter, es posible darle el valor que un diseño de moda merece.

Entradas creadas 82

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba