Los beneficios de las marcas y la ropa sostenible

La moda y ropa sostenible se está volviendo cada vez más popular a medida que la conciencia ambiental alcanza un máximo histórico. Las búsquedas en Internet sobre «moda sostenible» aumentaron un 66% desde 2018 y las marcas de ropa se centran cada vez más en las gamas sostenibles.

Pero ¿qué significa exactamente la moda y ropa sostenible? La industria aún carece de una definición universal y aceptada, pero haremos lo posible por responder esta pregunta.

Qué es la ropa sostenible

Podemos decir que el diseño, producción, distribución, consumo y eliminación de prendas de vestir con respeto y consideración por la salud y la longevidad de nuestro entorno natural, y el bienestar de los animales y humanos involucrados, es una definición bastante acertada de la moda y ropa sostenible. Su objetivo es limitar el coste socioambiental de la moda mientras se maximiza el valor de por vida y su impacto positivo.

La definición anterior es un enfoque holístico de lo que significa la moda sostenible, que tiene en cuenta todo el ciclo de vida de la prenda, desde cómo se confecciona hasta cómo se usa. Con esta definición, no solo ponemos la responsabilidad de ser «sostenibles» en las empresas y los productores, sino también en los individuos.

 

 

 

Slow fashion según las diferentes etapas de la vida de una prenda

Diseño sostenible

La sostenibilidad comienza con el diseño. ¿Qué estamos creando? ¿Qué materiales se utilizarán y cómo los obtendremos? ¿Pueden ser de fuentes recicladas? ¿Cuánto desperdicio creará esta pieza? ¿Podemos cambiar el patrón para reducir el número de recortes textiles? ¿Será difícil reciclar esta prenda porque usa telas mezcladas? ¿Será una adición significativa al guardarropa de alguien? ¿O una tendencia fugaz? Al pensar en estas preguntas, los diseñadores pueden influir en la «sostenibilidad» inicial de una prenda.

Producción ambientalmente eficiente

Solemos referirnos a la moda sostenible o slow fashion al pensar en su producción. En este sentido, lo que se busca son pruebas concluyentes de haberse tomado las medidas oportunas para minimizar el coste ambiental al crear ropa ecológica. Esto incluye todo, desde el uso de materiales con certificación orgánica hasta la implementación de técnicas de producción eficientes en agua y energía, hasta pensar en el coste del transporte y su huella de carbono.

Durabilidad de la ropa sostenible

Comprar a fabricantes responsables es un gran comienzo para adoptar la moda sostenible. Sin embargo, un 30% de la huella de carbono total de la ropa proviene de cómo lavamos y cuidamos nuestra ropa. Lavar menos, hacerlo a temperaturas más frías y secar al aire son algunos pequeños pasos que tomar para reducir el impacto ambiental de nuestro guardarropa.

Eliminación consciente

El auge de la moda rápida y en cadena ha fomentado el concepto engañoso de que la moda es «desechable». Si una camiseta cuesta tan poco como una taza de café, ¿por qué te va a importar si solo la usas una vez? Esto significa que estamos comprando moda a niveles récord.

Para reducir la cantidad de desperdicio creado por la moda, cuando compramos algo nuevo debemos preguntarnos antes de nada “¿me gusta lo suficiente para ponérmelo a menudo? En segundo lugar, cuando estamos listos para desechar una prenda que antes amábamos, podemos buscar alternativas más ecológicas a la hora de tirarla. Siempre se puede intercambiar prendas con amigos, donar a una tienda de caridad, encontrar un punto de reciclaje de textiles o reinventar la propia prenda para crear algo nuevo.


La moda y ropa sostenible no solo ayudan a disminuir la huella de carbono y cuidar del medio ambiente. También permiten la creación de prendas ecológicas y duraderas.

 

 

 

 

Entradas creadas 75

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba